El resultado es entre 4 y 6 sesiones, hay casos de tres, la calcificación desaparece totalmente al igual que la clínica, mientras que en el tratamiento quirúrgico siempre quedan restos de la calcificación.

“Nota: hay quien insiste en que se realiza RHB antes que desaparezca la calcificación, en nuestra experiencia lo primero es quitar la calcificación y posteriormente iniciar la RHB, ya que si la calcificación es intratendinosa, si la movilizamos podemos genera más daño”.